No te dejes trollear, DesignPlus te explica cómo

Social Networks

No te dejes trollear, DesignPlus te explica cómo

En la jerga de Internet, un troll describe a aquel individuo que publica mensajes provocadores o “fuera de tono” en cualquier comunidad en línea, con el fin de molestar o incitar una respuesta emocional en los usuarios y lectores con fines múltiples.

El origen de este término viene de la idea de “morder el anzuelo” (troll es un tipo de pesca en inglés). El troll crea mensajes de diferentes tipos como ofensas, groserías y mentiras que no son fáciles de detectar, con la finalidad de confundir o causar sentimientos encontrados en los demás. El objetivo del trolling, es lograr que los mismos usuarios se alteren y se enfrenten entre sí.

Trolling es una manifestación que se ha popularizado en foros de internet, páginas de Facebook y en los comentarios en las versiones digitales de revistas y periódicos, que son bombardeados con insultos, provocaciones y amenazas.

El universo del Internet nunca duerme, nunca descansa, y es por esto, que el troll o el trolling hace de las suyas. Los diferentes medios de comunicación describen a este fenómeno como artífice de hacer daño a los sitios más preponderantes de la web con el ánimo de ocasionar dolor a las personas.

Uno de los casos más sonados del trolling, fue el de un joven británico de 25 años llamado Sean Duffy. Duffy fue hallado culpable de publicar comentarios y videos denigrantes en sitios web donde se rendía homenaje a personas que habían muerto. Entre sus ofensas, criticó en una página de Facebook a Natasha MacBryde, una adolescente de 15 años que falleció después de que su auto chocara con un tren; y a otra, que supuestamente murió de un ataque de epilepsia. Por estas situaciones, Sean Duffy fue sentenciado a pasar 18 semanas en la cárcel.

La pregunta es: ¿qué puedes hacer si eres víctima de un troll o el trolling?

Cuando sospeches esto, responde con un mensaje educado y suave para ver si simplemente es alguien que está de mal humor. Los internautas a veces liberan sus pasiones cuando están frente al teclado; sin embargo, si esta persona se empeña en disfrutar siendo desagradable, lo que puedes hacer es limitar su reacción y recordar a los demás usuarios que no respondan a los comentarios de él.  

Es importante aclarar que si se intenta razonar con un troll, él gana. Si se insulta a un troll, él gana. Lo único que los trolls no aguantan es que se les ignore. Expertos informáticos afirman que una de las claves, en las diferentes redes sociales o blogs, es no alimentar al troll respondiendo a sus mensajes y/o ataques.

Para finalizar, algunas personas creen que la salida a este problema está en la regulación por parte de las entidades del Estado; no obstante, el trolling no es culpa de la Internet, recuerda que la red es un sitio público donde la gente dice cualquier tipo de cosas, algunas de ellas ofensivas.

Así que ¡ten cuidado! El trolling es un concepto diverso, que incluye desde una provocación impertinente hasta una amenaza violenta.

 


Comments