¿Cómo tener buenas imágenes para tu contenido web?

Inbound Marketing

¿Cómo tener buenas imágenes para tu contenido web?

La web es la plataforma perfecta para mostrar un negocio, vender, compartir arte y en sí, para lograr muchos objetivos por medio de diferentes canales digitales. Pero todas las intenciones en el contenido visual digital van a tener algo en común; querer generar la mejor percepción para la experiencia de usuario de los navegantes.

Para lo cual, es muy importante el buen uso de las imágenes o fotografías que hablarán de tu producto, tu negocio o de la que es tu propuesta en un canal digital. Y es que las imágenes para la web pueden mostrar una idea, una identidad y hasta el ser de una causa o de una empresa. Pueden llegar a expresar como dice el dicho “más que mil palabras”, por lo que también, pueden hasta definir el éxito de una campaña.

Si tienes un proyecto digital para el cual necesitas tener o entregar imágenes, es preciso tener en cuenta ciertos conceptos para que este sea exitoso, y en este post te los vamos a contar. 

Te puede interesar: ¿Cómo Hacer una Página Web? ¡11 Pasos Para Lograrlo! 

Con los siguientes elementos vas a lograr que una imagen publicitaria quede en la retina de tu público objetivo. Hoy en día el consumo visual es una constante en varios momentos del día, lo que atrae compradores, fans, suscriptores y ayuda a lograr cualquier objetivo comercial.  

Elementos en la composición de una buena fotografía

Logra transmitir un mensaje con el lenguaje visual al tener en cuenta los siguientes conceptos:

El centro de interés: ¿Cuál es el objetivo de la foto el punto de interés? ¿Qué es lo que quieres mostrar? ¿En qué se debería fijar quienes ven la foto? Puede sonar algo obvio, pero vale que te preguntes el motivo de la foto antes de tomarla. Así, empezarás a imaginar el resultado que quieres obtener.  

Encuadre: La Ley de los Tres Tercios es una muy buena ayuda para tener una foto equilibrada y con un buen encuadre. Al dividir en nueve partes iguales el panorama o el paisaje de la fotografía, el centro de atención se puede poner en uno de los puntos de la división, lo que genera una mejor composición. De esta forma se evita caer en el típica idea de poner el objeto o el personaje en el centro de la foto. 

La luz: Prevalece el uso de la luz natural sobre la que emite el flash de celulares o cámaras. Si tienes una fuente de luz artificial verifica que provee la luz adecuada al objeto de la foto. Por otra parte, verifica que no estás en contra de la luz para que el objeto o motivo de la foto sea visible, de lo contrario se va a percibir una silueta o sombra. 

Exposición: Al tomar una fotografía el paisaje puede resultar muy oscuro o con mucho brillo, lo que no permite ver los colores en un tono adecuado para entender bien la imagen. Si la fotografía no está en ninguno de estos dos extremos seguramente está correctamente expuesta. 

Usar un lente limpio: Puede ser que tengas todo listo para la toma de fotografías, pero cuando ves el resultado final, te das cuenta de que hay una mancha o un elemento de la fotografía se ve borroso, y es porque el lente estaba sucio cuando se hizo la toma. Verifica que el lente esté limpio

Te puede interesar: 9 Contenidos Clave Para las Etapas del Buyer's Journey 

Fotos en movimiento: Identifica la velocidad de obturación en tu cámara y haz que esta sea rápida, también aumenta la apertura del diafragma, para permitir más luz en la imagen, lo que aumenta la velocidad del obturador, justa para capturar el mejor momento. 

Uso de trípode: Piensa en que el trípode puede ser como una extremidad o una extensión de la cámara. Este instrumento puede ayudar a tener más nitidez en la imagen y es además perfecto para la toma de fotografías de producto, ya que permite un trabajo más cómodo, en el cual puedes enfocarte más en cómo está luciendo el producto y no en cómo sostener la cámara por tus propios medios. 

Ángulos: La intención de tu fotografía puede ser en gran parte determinada por el ángulo con el que se tome. Son cinco las direcciones con las que la cámara puede estar ubicada respecto al objeto. 

  • Ángulo normal: Es el habitual ángulo que mira de frente al sujeto de la fotografía.
  • Ángulo picado: Aquí se ubica la cámara en sentido diagonal al objeto y en una posición superior a este, dejando al objeto por debajo del lente; lo que puede transmitir inferioridad o debilidad. 
  • Ángulo contrapicado: La cámara se ubica en sentido diagonal al objeto pero ahora en una posición inferior a este. Con este ángulo se puede transmitir superioridad del objeto con respeto a quien lo observa. 
  • Ángulo cenital: La captura es perpendicular al suelo, en una dirección de arriba a abajo. 

  • Ángulo nadir: La captura proviene de una dirección de abajo hacia arriba, ya que la cámara se encuentra debajo del sujeto.

Piensa en la composición de la foto que quieres, y cómo te gustaría que las personas que verían tu contenido la vieran. Ya sea en una página comercial, en anuncios de publicidad digital o que sea parte de un contenido específico, probablemente serás cientos o miles de personas verán las imágenes y recuerda que puede ser el factor que los haga tomar una decisión con respecto un producto o servicio. 

Te puede interesar: 8 Cosas Que Debes Saber Sobre Qué Es La Publicidad Digital  

Formatos más comunes para el uso de imágenes en la web

Puedes guardar tus imágenes para la web o fotografías en varios formatos. Sin embargo, son tres los más comunes y más que tener ventajas o desventajas, lo importantes es identificar cuál se ajusta mejor a lo que necesitas en términos de calidad, tamaño y peso.  

JPG - JPEG (Joint Photographic Experts Group)

Es el formato en el que se van a guardar las fotos que tomas con tu celular o con tu cámara, por lo que es el más común. Con este formato puedes ajustar el tamaño y la calidad que quieres de la imagen. Es importante estar atento al almacenamiento de la imagen ya que su tamaño se puede comprimir y cuando este disminuye, puede causar la pérdida de calidad de la imagen. 

Tip: Si te han pedido fotografías en este formato para un proyecto digital, ten en cuenta usar una cámara digital de alta gama que tenga como mínimo 12 megapíxeles, para asegurar imágenes de calidad.

Es un formato que se ajusta bien a la fotografía para la web, ya que se puede percibir hasta qué momento en la compresión, puede todavía verse con calidad. Pero no es recomendable para imágenes de tipo vector, en las que sí se nota en el aspecto de la imagen la pérdida de calidad.

No te preocupes por la compresión, la persona experta a cargo del proyecto puede comprimirlas y ajustarlas a la necesidad de su uso. Esta comprensión debe ser tal que las imágenes queden con un peso adecuado, de lo contrario, harán que el sitio web tome más tiempo del normal en cargar. 

PNG (Portable Network Graphics) 

Es un formato de compresión sin pérdida de calidad, con el que puedes esperar tener la misma calidad de la imagen original. Tiene una alta profundidad de contraste como un formato que nació en respuesta a las deficiencias que tenía el formato gif. 

A diferencia del formato JPG, el formato PNG permite las transparencias, por lo cual se adecua a bien a logotipos, dibujos lineales, imágenes con texto e imágenes sin fondo. La transparencia que permite el archivo, significa tener un fondo transparente alrededor de un objeto o imagen, lo cual permite posicionarlo sobre otras imágenes o que sea una parte de una nueva imagen. 

Si necesitas tener una calidad muy alta puedes contar con este formato si el peso no es un problema. De lo contrario, verifica la calidad que necesitas con un archivo JPG

Tip: Entrega logos, imágenes sin fondo o con texto en el formato PNG, tendrán una buena calidad.

GIF (Graphics Interchange Format) 

Este formato de imagen también utiliza una compresión sin pérdidas y acepta un total de 256 colores, por lo que cuando lo ves, puede parecer pobre en color, como si no tuviese calidad. Pero esto es así porque esta cantidad de colores equivale solo a 8 bits de información. 

En este formato conocemos las imágenes animadas, la cual es una creativa característica de este formato. Son varias las imágenes a las cuales se les puede dar un efecto de movimiento en el mismo archivo y el tamaño puede ser pequeño lo que hace que sea fácil de cargar en una página web. 

Además, no se pierde calidad en la transferencia de archivos. Las imágenes para la web en este formato se pueden percibir pixeladas, lo que no necesariamente debe ser una desventaja o un aspecto negativo. Al contrario, se pueden usar para cierto tipo de contenido que no requiera de alta calidad y con diferentes intenciones creativas. 

Tip: Puedes usar el formato GIF para gráficos web con pocos colores o imágenes que no requieren de alta calidad.

Te puede interesar: Medios Publicitarios En Marketing Digital y Sus Ventajas 

Piensa en el resultado final que verá tu público objetivo

Al tener en cuenta los anteriores elementos puedes obtener buenas imágenes para la web aunque no seas profesional. Lo importante es tenerlos presentes y preguntarte al final de la toma de fotos si es lo que esperabas. A la hora de enviar los archivos ten en cuenta el formato y la calidad que necesita tu campaña o tu contenido. 

Si necesitas un servicio de fotografía profesional, porque de pronto debes tomar fotografías de muchos productos o porque serán la imagen de tu sitio web y quieres que luzca altamente profesional, puedes contratar un servicio de fotografía, el cual captará lo que necesitas mostrar. Además, con los elementos de este post, puedes tener una opinión más certera sobre el resultado final. 

 

 

ebook-como-optimizar-tus-canales-de-inbound-marketing

 

Comentarios